“Black hat” SEO, la atracción del lado oscuro

Quién no ha pensado más de una vez “pero qué difícil es esto de salir en Google en primeras posiciones. Ya no se qué hacer más para mejorar mi puesto en los resultados de Google

Cuando uno ha llegado a este punto la posibilidad de utilizar una puerta trasera para dar un empujón a nuestra web en Google se puede convertir en un deseo y una realidad. Es lo que los profesionales del sector llaman el “black hat” SEO (sombrero negro).

Todas aquellas acciones encaminadas a conseguir mejorar resultados de nuestra web de una forma poco ética según criterios del buscador o según criterios de los usuarios esta englobado en este “black hat”.

Vamos a ver cuáles son algunas de esas acciones que si bien ayudan momentáneamente a la web a subir posiciones en Google, más pronto que tarde serán detectadas y tanto nuestra posición en el buscador como nuestra reputación difícilmente podrán ser recuperados.

Uno de los “black hat” más utilizados hacen referencia a  la creación de enlaces. La necesidad de conseguir enlaces entrantes a nuestra web provoca que nos dirijamos a páginas consideradas granjas de enlaces cuyo único fin es la de llenarse de enlaces de todo tipo y condición. Tener enlaces en estos sitios provocará que Google nos penalice con su famoso Penguin y el resultado favorable que hayamos conseguido se verá eclipsado por una penalización que nos llevará a las últimas posiciones del buscador.

La técnica de cloaking consiste en mostrar a los buscadores una página y a los usuarios otra. La página que se muestra a los buscadores está excesivamente optimizada para el posicionamiento. Esta discordancia entre lo que ve el buscador y lo que ve el usuario es  la trampa y es la que llevará al “castigo” de Google.

Otra técnica de “black hat” es la de incluir en la web texto oculto a los ojos de los usuarios. Poniendo el texto del mismo color que el fondo de la página conseguimos que el usuario  no pueda leerlo pero sí el buscador. En este texto se hace una sobre optimización para el posicionamiento sin la preocupación de que el buscador este viendo algo que al usuario no se muestra. Se enseña a los dos lo mismo pero he hecho que uno de los dos, el usuario, no sea capaz de verlo aunque lo tenga enfrente de él.

Spinear artículos consiste en utilizar publicaciones ya existentes en la red y a través de unas determinadas herramientas sustituir las palabras del mismo por sinónimos. Con esto conseguimos decenas de diferentes artículos pero con una calidad realmente pobre.

La compra de dominios que han expirado pero que mantienen aun cierta autoridad para construir en él mi nueva web también es una técnica de “black hat”.

Estas son algunas de las maldades que se hacen para conseguir mejorar las posiciones en Google, pero como os podéis imaginar hay muchas más aunque de verdad no os dejéis influenciar por las bondades que ofrecen y si os da la tentación de realizar alguna acción “black hat” recordar el dicho español que reza “antes se coge al mentiroso que al cojo”

Feliz Navidad.

Comments are closed.