Google cambia las meta title

 

Meta title en Google: criterios subjetivos para cambiarla

Cada vez está siendo más habitual ver como Google ha cambiado las meta title que hemos escrito por otras que no tienen nada que ver. Son muchas las preguntas sobre el motivo por el que está sucediendo esto y en estas pocas líneas vamos a intentar despejar algunas de estas preguntas.

Una de las cuestiones que se plantean es si Google puede hacer estos cambios, es decir, si tiene derecho a realizar esas modificaciones en los titulares que aparecen en sus hojas de resultados. Pues la respuesta es clara y concisa: si. Como empresa privada que es, Google puede mostrar en sus resultados lo que más le convenga y cambiar todo aquello que considere oportuno ya que juega en su propia casa, es decir, son sus normas, son sus resultados.

Entonces la siguiente pregunta es si Google se rige o no por algún criterio o esos cambios en los titulares los hace de forma arbitraria.

Aquí la respuesta ya se complica ya que si bien la respuesta oficial es que sigue unas pautas a la hora de decidir que se cambia o no, en el momento en que una de esas pautas es algo tan subjetivo como la mejora de los titulares que se ofrecen, toda norma deja de serlo. La calidad de un titular, o la falta de ella, va a depender siempre del criterio personal del individuo que los está interpretando o de los parámetros que se hayan introducido a una máquina para que los analice, parámetros que nunca van a poder valorar aspectos tales como los juegos de palabras o algo tan humano como la ironía.

Teniendo en cuenta este supuesto tan subjetivo sobre la calidad de los titulares, Google tiene establecidos unas normas por las que decide o no cambiar un titular:

-Posibilidad de hacer el titular más corto.

-Posibilidad de hacer una mejor descripción de la página a través del titular.

–Hacer el titular más relevante para los procesos de búsqueda.

Como podemos ver, todos estos puntos son realmente subjetivos y si bien, por ejemplo, todo titular puede hacerse más corto, en ese proceso desde luego no se tiene nunca en cuenta los motivos que puede haber tenido el creador del titular para haberlo redactado de una manera en vez de otra.

Todas estas razones nos llevan a la simplificación y unificación de titulares,  a la pérdida de calidad de los mismos.

Estamos en Google, Google pone sus normas pero no podemos dejar de anticipar que la creatividad va a ser penalizada y la uniformidad va a ser la norma imperante.

Google está poniendo en práctica aquella frase que en los 80 un político español (no diremos quien) sentenció  y que reflejaba la penalización de todo aquel que intentara ser original y se saliese del guión: “Quien se mueva  no sale en la foto”.

No parece que vaya a ver película de fotos para todos en Google.

Comments are closed.