Linkedin: red social para posicionamiento de profesionales

Si de redes sociales hablamos nos vienen dos rápidamente a la cabeza: Facebook y Twitter. Hay una tercera que a algunos os vendrá a la mente y a otros no por desconocimiento: nos referimos a Linkedin.

Vamos a destripar un poco esta red social para que cuando penséis en alguna de ellas para apoyar vuestra web tengáis a esta también en cuenta.

Linkedin es una red de profesionales creada en el año 2003 y que actualmente cuenta con 220 millones de usuarios en 200 países. Es una red social orientada al mundo de los negocios y a la promoción del “networking” o relaciones entre profesionales. Los usuarios de esta red social pueden compartir con sus contactos su perfil, su experiencia y sus logros profesionales.

Linkedin ofrece al usuario, entre otras,  las siguientes ventajas:

-Facilita la obtención de información sobre clientes.

-Hace más fácil la participación tanto en la creación como en la colaboración de proyectos.

-Permite realizar y obtener recomendaciones.

-Ayuda  en la localización de oportunidades de negocios.

-Permite la búsqueda y la publicidad de ofertas de trabajo.

Es tal la importancia que está adquiriendo esta red entre los profesionales que todas las empresas incluidas en la lista de “Fortune 500” y la inmensa mayoría de sus ejecutivos, por no decir todos, están presentes en dicha red.

Linkedin se posiciona bien en las búsquedas de Google y esta es una razón de peso para que dediquemos el tiempo que sea necesario para completar todos los datos que nos solicitan y hacerlo con esmero profesional.

Además de los perfiles personales, Linkedin permite perfiles corporativos. La red social autoriza que las empresas muestren sus productos y servicios e incluso que puedan realizar recomendaciones. Linkedin también facilita que se puedan enlazar noticias externas sobre la compañía, redirigir el tráfico a la web oficial y la participación en grupos especializados.

Estos grupos son una de las características de Linkedin. Se puede crear un grupo o unirse a uno ya existente. En este grupo podemos debatir sobre determinados temas que sean de nuestro interés e incluso realizar encuestas a los miembros del mismo. El grupo permite también acceder a información sobre sus miembros, ofrecerles promociones, mostrar ofertas de trabajo, etc.

La presencia en la red social Linkedin, siempre y cuando tengamos nuestra página actualizada y cuidada, va a ayudar al mantenimiento y al reforzamiento de nuestra reputación on line o al de la empresa.

Otra de las características de Linkedin es que permite la publicidad. Para ello hay que crearse una cuenta profesional, no personal. La publicidad puede ser una campaña basada en texto o una campaña basada en  video o imagen. La campaña en video ha de estar alojada en Youtube.

En la preparación de la campaña publicitaria Linkedin nos permite segmentar dicha campaña en hasta siete criterios diferentes: ubicación, empresa, función laboral y antigüedad, universidad, grupo, sexo y edad.

Una vez tenemos definida la segmentación Linkedin nos ofrece la posibilidad de realizar la campaña a través de CPC (Coste por Clic) o a través de CPM (Coste por mil Impresiones).

Linkedin, una red social con muchas posibilidades para ayudar a nuestra web a mejorar en el posicionamiento y en la reputación de la misma. Trabaja esta red con seriedad y profesionalmente y verás cómo se convierte en una de tus primeras opciones a la hora de pensar en redes sociales y páginas web.

Comments are closed.