Page Layout Filter de Google para reducir el exceso de publicidad

 

Google anunció poco antes de finalizar el año la implementación de una  nueva modificación en uno de sus algoritmos, en este caso el que hace referencia a su Page Layout Filter.

Esta nueva modificación del algoritmo ha sido calificada por el buscador, a través de su responsable Matt Cutts, como menor ya que la empresa considera que sólo afectará al 0,7 por ciento de las páginas publicadas y mostradas por el buscador en lengua inglesa.

La empresa justifica esta nueva actualización del algoritmo en el hecho que han recibido quejas de usuarios haciendo referencia a que si hacen clic en unos determinados resultados les es difícil encontrar el contenido de la página, por lo que no están nada satisfechos con el servicio recibido. Esta dificultad a la hora de encontrar ciertos contenidos se debe al gran número de anuncios publicitarios que aparecen al principio de un importante número de páginas Web. Google asegura que los usuarios, en vez de buscar el contenido líneas abajo del encabezamiento de la página saltándose los anuncios, quieren ver dicho contenido nada mas entrar a la Web, sin necesidad de tener que usar la rueda del ratón para buscar la información deseada. Por este motivo, son las publicaciones que muestran poco contenido las que mas se van a ver afectadas por esta modificación del algoritmo.

Todas aquellas páginas que no dispongan de un contenido visible  o utilicen gran parte de su espacio inicial para la inclusión de anuncios serán las afectadas por este cambio del algoritmo, ya que Google considera que no están aportando ninguna buena experiencia al usuario del buscador y esto repercute negativamente en la imagen que sobre el mismo tiene el cliente.

La penalización a estas páginas con una gran cantidad de anuncios publicitarios al inicio de la misma va a consistir en ubicarlas en las últimas posiciones de los resultados mostrados por Google. Si bien el número de páginas que se van a ver afectadas por este cambio apenas es del 0,7 por ciento del total, el número de búsquedas afectadas por dicho cambio llegará al uno por ciento.

Aquellas publicaciones que sean afectadas por este cambio tienen que modificar su contenido para reducir de forma considerable la publicidad que aparece al inicio de las mismas. Una vez realizados los cambios, su posicionamiento ira mejorando gradualmente.

Google con esta modificación en el algoritmo quiere sacar de los primeros puestos del buscador a todas aquellas páginas que contienen una gran cantidad de publicidad, tanta que provocan que el usuario no encuentre la información buscada y se vea, por lo tanto, obligado a realizar una nueva búsqueda.

 

Comments are closed.